FORTALECER LA RED LIJ EN LATINOAMERICA Y EL CARIBE

Publicado por Francisca Jiménez en

Constanza Mekis es presidenta de IBBY Chile y de las secciones de IBBY en Latinoamérica y el Caribe, cargo internacional que acaba de asumir. Fue la creadora de las bibliotecas CRA al alero del Ministerio de Educación, a inicios de los años noventa, iniciativa que no solo impactó positivamente en los colegios de Chile, sino que también fue replicada en varios países del continente. En esta entrevista, esta destacada bibliotecóloga de la Universidad de Chile, Máster en Lectura, Libros y Literatura Infantil y Juvenil de la Universidad de Zaragoza, nos habla sobre los desafíos del fomento lector en niños, niñas y jóvenes en la actualidad.   

1. Acabas de asumir el cargo de Directora de IBBY América Latina y el Caribe. ¿Cuáles son las prioridades de trabajo de IBBY en el continente, sobre todo en tiempos de pandemia?


He sido miembro de IBBY Chile desde el 2005, y presidenta desde el 2015. Como Directora IBBY para América Latina y el Caribe mi papel es familiarizarme con nuestra identidad cultural y difundir el trabajo regional en cuanto a la LIJ y la mediación de lectura, uniendo a todos los países de Latinoamérica y el Caribe en la tarea de formar lectores infantiles y juveniles. El trabajo se relaciona con la misión de IBBY internacional[1]:

  • Promover el entendimiento internacional por medio de los libros para niños y jóvenes
  • Facilitar a niños y jóvenes de todos los países oportunidades de acceso a libros de calidad literaria y artística
  • Favorecer la publicación y distribución de libros de calidad para niños y jóvenes, especialmente en los países en desarrollo
  • Proporcionar apoyo y formación a quienes trabajan con niños y jóvenes, y con los libros destinados a ellos
  • Estimular la investigación y publicación de trabajos académicos en el campo de los libros para niños y jóvenes

Se necesita fortalecer la red LIJ de Latinoamérica y el Caribe[2], pues no tenemos conocimiento real de lo que se produce en cada país. Es necesario que los libros latinoamericanos de calidad tengan una mayor presencia en las bibliotecas y librerías, tanto en cantidad como en diversidad. En los países integrantes falta difusión de lo que se vive en Guadalajara cada año, y acceso a este material. Es necesario compartir y valorar esta gran riqueza del pasado y del presente; abrir nuevos y más robustos canales de circulación para que también las obras chilenas se conozcan en los demás países; generar alianzas y apoyo entre las secciones del IBBY, que permitan conocer, apreciar y disfrutar el gran patrimonio cultural de la región.

En los últimos siete meses nos hemos visto forzados a aceptar la lectura en formato digital y a explorar interacciones creativas de elementos que nos parecían lejanos. El mejor descubrimiento ha sido la voz, la amplitud de la voz humana y sus posibilidades, sus capacidades de transformación y cambio. La lectura en voz alta de obras nos ofrece una atmósfera íntima y una vía de conexión con otros. Mediante la voz de un lector oral, los oyentes se emocionan, se dejan llevar por palabras que los envuelven y acompañan.

2. Fuiste la creadora de las bibliotecas CRA y eres una de las grandes impulsoras del fomento lector en Chile. ¿Cómo ves el trabajo que se hizo para llevar bibliotecas a todo el país a través de los colegios municipales? ¿Qué huella se quiso dejar y cómo ves los resultados en la actualidad? Este sistema se ha replicado en otros países de la región. Cuéntanos al respecto.

Fue una gran idea para Chile y lideré por 22 años[3] el gran equipo Bibliotecas CRA del Ministerio de Educación de Chile. Fuimos doce profesionales comprometidos con los alumnos, sus profesores y la lectura. Fueron tiempos de grandes tareas, entrega total, más que pasión, algo épico: abrazamos una causa, en cuerpo y alma. ¡Trabajo fascinante y entretenido! El gran logro de nuestra tarea fue haber formado, en más de 10.788 escuelas y liceos de Chile, una gran red de bibliotecas escolares CRA, con una cobertura del 97%, bibliotecas CRA de calidad que hacen una contribución a la vida de los alumnos, y a partir de ellos, a su entorno familiar, social y cultural. 

Estos espacios requieren una profesionalización y desarrollo continuos. De vital importancia es la constante evaluación, tanto cualitativa como cuantitativa, de cada CRA y desde luego, un presupuesto estatal acorde con su funcionamiento según los estándares establecidos. Hoy, la tarea de las Bibliotecas Escolares CRA es generar servicios y una planificación pedagógica dirigida a lectores bialfabetizados, que no sólo leen libros físicos, sino también digitales.

Según la prueba PISA 2018[4], en los puntajes de competencia en lectura, Chile exhibe los mejores resultados de los países participantes de Latinoamérica. Aunque a nivel mundial esta posición sea inferior al promedio de los países integrantes de la OCDE, es una buena noticia que vayamos progresando. Para formar lectores se necesita que converjan muchos factores y se recorra un largo camino.

Lo más importante es que solo estamos empezando a educar en esta cultura de formar lectores y pasarán años antes de que llegue a ser una base de la educación. Hay docentes que están tomando conciencia de la importancia de la lectura en todas las asignaturas. Hay primeras generaciones llegando a la universidad, y padres que están iniciándose como aliados de la formación de sus hijos como lectores.

Podemos decir con orgullo que, como programa ministerial, el CRA es un referente para la región iberoamericana. Me ha tocado llevar a cabo consultorías en casi todos los países de la región. Costa Rica y Paraguay ya implementaron programas de Bibliotecas CRA. Los del resto de la región lo han considerado, pero realizar un programa de este tipo son palabras mayores. Además, se necesita dinero, una voluntad firme y la prioridad de los gobiernos. Los CRA en Chile se desarrollaron durante el período de seis gobiernos. Partió con el apoyo del Banco Mundial y llegó a ser una política estatal. 

La huella transformadora se traduce en que un niño o joven que lee y que dispone de libros se independiza de cualquier limitación que encuentre en su medio, aunque provenga de un hogar de escasos recursos. Si tiene buenas lecturas, ese niño puede pensar, tener una mirada propia del mundo y ser libre. La biblioteca CRA tiene la misión de formar lectores como individuos plenos que sean partícipes de la vida en una democracia que necesita ciudadanos críticos y...un lector forma a otros lectores.

3. ¿Qué es la Fundación Palabra?  

La Fundación Palabra es una institución sin fines de lucro dedicada a fortalecer el vín­culo de niños y jóvenes con la lectura, la cultura, la ciencia y las artes, por medio del cono­cimiento interactivo, el diálogo y goce con libros y objetos culturales de Latinoamérica y el mundo. Su directorio está constituido por personas de reconocida trayectoria en el ámbito de la cultura, la literatura y el fomento de la lectura. También están representadas las instituciones que respaldan esta iniciativa desde sus comienzos: IBBY Chile y Fundación Había una Vez.

Hemos conformado un equipo, que trabaja ad honorem, de 50 profesionales altamente calificados y con experiencia en el ámbito de la lectura infantil. Su participación valida el trabajo de diseño y análisis de información hecho hasta ahora, con 36 estudios y documentos en distintas áreas: desarrollo de colecciones; audiencias, programación y redes; factibilidad, inversión y sustentabilidad; diseño y comunicación.

4. Cuéntanos acerca de la Biblioteca Interactiva Latinoamericana para Niños y Jóvenes.

Quisiera mencionar algunos importantes avances del proyecto Biblioteca Interactiva Latinoamericana Infantil y Juvenil, BILIJ.

A partir de marzo de 2018, el equipo de la Fundación Palabra ha trabajado con la Ilustre Municipalidad de Santiago para emplazar el proyecto en esta comuna. La BILIJ esperamos sea parte de un futuro centro social comunitario, específicamente en el espacio patrimonial Edificio de las Hermanitas de los Pobres, ubicado en el barrio Matta Sur (Carmen 1200). El edificio, actualmente en proceso de recuperación, es una construcción de notable belleza arquitectónica y se encuentra rodeado por un parque de árboles nativos (2,2 hectáreas).

Mientras se hacen los arreglos de restauración patrimonial, la BILIJ será acogida en una pequeña casa ubicada en este parque, denominada Casa Ventura. Desde allí estamos en la etapa de habilitación y pronto despertaremos el entusiasmo de la comunidad por compartir esta gran iniciativa. El parque, jardines y sus secciones (herbario, pozo de los deseos y cementerio) permitirán efectuar diversas actividades que enriquezcan la programación de la BILIJ, trabajando en conjunto con la comunidad. En el contexto actual y el escenario de este mundo cambiante pensamos que el proyecto tiene un sentido mucho más amplio que en sus comienzos. Una biblioteca donde los visitantes serán parte de la experiencia, en un ambiente de lectura y encuentro. Queremos que el espacio comunitario acoja a los diversos actores de la sociedad, propiciando el encuentro humano y con el conocimiento. La experiencia va más allá del acceso a los libros y distintos medios. Las colecciones de la biblioteca promoverán el acceso a gran variedad de materiales de lectura y objetos, y la convertirán en un “almacén” del patrimonio de los países, realidades y culturas que conforman Latinoamérica.

La programación y servicios acercarán a niños y jóvenes a la lectura y escritura, artes, humanidades y ciencia; junto con invitar a las familias, mediadores y audiencias especializadas a la investigación y desarrollo de sus áreas de interés e innovación. También contará con un centro de documentación y estudios que ofrezca el acceso a material especializado en LIJ.

5. Nombra tres libros preferidos (infantil/juvenil) 

¡Qué dificil responderte! Podría enumerar cientos de libros de diversos géneros: poesía, mitos, cuentos, novelas, biografías, cómics, libro álbum, de información. ¿Libros de los últimos cinco años o del siglo pasado? ¿Algún tema o tendencia? ¿De algún continente? 

Infantil

  • Margarita de Rubén Darío (Ekaré)
  • 35 cuentos de los Hermanos Grimm, traducidos por Cecilia Beuchat (Columba)
  • Atlas del mundo de Alexsandra y Daniel Mizielinski (Maeva Books)

Preadolescente

No puedo dejar de mencionar que entre los 10 y 12 años hay una categoría que no es infantil ni juvenil. Este segmento etario presenta un interés adicional. Es el momento en que los niños comienzan a alejarse de los libros. Se trata de una época crucial para su desarrollo como lectores, pues muchos dejan de leer en esta etapa y no vuelven a hacerlo…

  • Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll (ilustraciones de sir John Tenniel (Edelvives)
  • La composición de Antonio Skarmeta (Ekaré)
  • Kallfv Pewma Mew/Sueño Azul de Elicura Chihuailaf, ilustrado por Alberto Montt y María de los Ángeles Vargas (Pehuén)

 Juvenil

  • Confieso que he vivido de Pablo Neruda (Planeta de libros)
  • La Odisea de Homero (Origo ediciones)
  • La última niebla. La amortajada de María Luisa Bombal (Planeta lector)

Nombra tres autores que te inspiran.  

Gabriela Mistral, Óscar Wilde y Wislawa Szymborka.

7. ¿Cómo ves que se pueda asegurar el acceso a la educación y, en especial a la lectura, en la nueva Constitución? 

Asegurar un sistema educacional chileno equitativo y de calidad, que garantice el acceso democrático a la cultura y a la formación de lectores con consciencia cívica. La pluralidad de pensamiento va de la mano con las libertades democráticas. Hace tiempo hice propia aquella famosa frase de mayo del ´68: «Seamos realistas, pidamos lo imposible».

 

______

[1] La Corporación IBBY Chile nació el 25 de enero de 1964 con la iniciativa de la escritora chilena Marcela Paz, de formar parte de la «International Board of Books for Young People». Esta organización internacional para el libro infantil y juvenil fue creada en Suiza (1953) tras la segunda guerra mundial, por la bibliotecaria alemana Jella Lepman.

[2] 16 países de la región cuentan con sede de IBBY: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, México, Perú, Uruguay y Venezuela.

[3] 1994 a 2016.

[4] Agencia de Calidad de la Educación, Santiago de Chile, martes 3 de diciembre de 2019.

 

← Publicación más antigua Publicación más reciente →