Editores independientes de Chile: “El libro en tiempos de pandemia te ayuda a pensar en otra cosa, te distrae, te entretiene, te inspira”

Publicado por Francisca Jiménez en

En el 2021 la Asociación de Editores Independientes, Universitarios y Autónomos de Chile cumple 20 años legalmente como gremio, aunque sus inicios se dieron unos años antes por un grupo de editores visionarios. Hoy este colectivo continúa trabajando colaborativamente para incidir en las políticas públicas del libro y la lectura. Ser una comunidad les ha permitido estar informados y ayudarse entre todos, más de 100 miembros entre editoriales independientes y universitarias.  

Para conocer más sobre cómo el sector editorial independiente ha enfrentado la pandemia, la UNESCO entrevistó a la presidenta del gremio, Francisca Jiménez, quien además tiene una editorial infantil y juvenil llamada Ediciones Mis Raíces

¿Cómo estaba el sector del libro en Chile, especialmente la industria independiente, antes de la pandemia y cómo está ahora?

Entre finales de 2020 y comienzos de 2021 la asociación realizó una consulta editorial a sus miembros, la cual fue respondida por el 35% de las editoriales activas. Aunque no son datos representativos de todo el sector dan un interesante panorama de la situación. El 93% de quienes respondieron la encuesta declararon ser micro, pequeña o mediana empresa y que, aunque existen editoriales grandes, en general la mayoría son MIPYMES. Por otra parte, es interesante que solo el 26,7% declaran vivir exclusivamente de los ingresos de la editorial, el resto, parcialmente. 

Sobre las ventas de libros en el sector editorial independiente se pudo observar una disminución del 7% en el 2020 con respecto al año anterior. Una gran mayoría de las editoriales (80%) dijo que tuvo que hacer algún tipo de disminución, como dejar de publicar libros, terminar o modificar contratos de colaboradores, acogiéndose a la ley de protección del trabajo o tuvo que dejar el espacio físico de la oficina como gasto recurrente. Un dato muy interesante es que en el 2019 el 43,3% contaba con libros en formato digital y en el 2020 aumentó al 77%.   

¿Cuáles han sido las principales estrategias de recuperación del sector?

Los hábitos de consumo de los lectores han cambiado, y es una tendencia que llegó para quedarse. Nosotros no vemos que sea una competencia al libro impreso, sentimos que hay una nueva plataforma para difundir. Esperamos que los libros impresos sigan, quizás van a disminuir algo, pero el formato digital complementa y se puede vender se otra manera. Es pensar cómo mis contenidos los tengo de otra manera en el mercado y quizás más democráticamente, porque va a llegar a lugares geográficos donde antes era impensable, porque no hay librerías ni bibliotecas.  

En 2019 nos presentamos a un proyecto del Fondo del Libro para el fortalecimiento del ecosistema del libro y aunque en un principio era para capacitación presencial, por la pandemia pudimos hacerlo virtual llegando a casi 500 personas en Chile y Latinoamérica. Invitamos a gente experta en comercio electrónico, en digitalización de libros, redes sociales y marketing digital.  

Es cada vez más importante para el sector editorial trabajar el comercio electrónico. En el 2019 el 47% de las editoriales tenía venta en línea, hoy, el 80%. Esto comenzó desde antes de la pandemia, con el estallido social que hizo que muchas librerías tuvieran que cerrar o restringir sus horarios de atención por estar, por ejemplo, cerca de la zona cero de los disturbios por el estallido social en Chile y eso hizo que mucha gente comenzara a pensar en el comercio electrónico como una manera de asegurar ciertas ventas.  

Además del comercio electrónico están las redes sociales y el marketing digital. Había algunas editoriales que no tenían ni una red social. Ahora el 97% de las editoriales cuenta con Instagram y Facebook y el 73% con Twitter. Tener el catálogo disponible en formato digital es algo bueno que se hizo durante el 2020, así como tener páginas con comercio electrónico, las redes sociales y el marketing digital.  

¿Cómo se ve el sector editorial independiente en Chile a mediano y largo plazo?

Lo veo optimista, porque veo que es una de las industrias culturales más dinámicas que tenemos en Chile. Es dinámica y es participativa. Tiene una voz. Yo siento que el libro se ha hecho un lugar en Chile. También dentro de Latinoamérica creo que es bastante reconocido todo el trabajo del ecosistema en general, todos los autores que hay, los ilustradores, hay buenos contenidos. Entonces es algo imparable, porque a pesar de la pandemia hay muchas editoriales y una industria cultural super rica que va a seguir contra viento y marea. 

Estamos muy contentos de que finalmente se haya considerado el libro como un bien esencial, el año pasado fue nuestro gran caballito de batalla, finalmente estamos hablando de cultura, de que el libro en tiempos de pandemia te ayuda a pensar en otra cosa te distrae, te entretiene, te inspira. Han sido tiempos complicados, pero tiempos también para volver a revisarnos a vernos para sentar bases.  

 

Fuente: https://es.unesco.org/news/editores-independientes-chile-libro-tiempos-pandemia-te-ayuda-pensar-otra-cosa-te-distrae-te

← Publicación más antigua Publicación más reciente →